Día de la madre!

El año pasado a mis 28 años, me convertí en mamá por segunda vez. A partir de ese día todo cambió y las que son mamás me pueden entender. Tener dos hijas es algo súper sacrificado pero a la vez trae tantas alegrías que no lo cambiaría por nada en el mundo! Nunca me imaginé…